GRANULADOS DE CORCHO

Sirven para crear los diferentes tipos de aglomerados. Este proceso surgió para aprovechar la gran cantidad de corcho natural que no sirve para fabricar tapones. Para obtenerlo es necesario triturar los materiales en dos diferentes molinos llamados “de estrella” y “de martillos”. Posteriormente los granos son tamizados para separar los granos más puros de los que tienen una gran cantidad de impurezas, mismos que se utilizan como combustible. Con los granulados se realizan distintos tipos de aglomerados: los puros negros, los blancos o compuestos y para tapón de corcho.